La provincia de Almería, que cuenta con 701.688 habitantes, cobra en la actualidad una creciente relevancia en los ámbitos económico, cultural y deportivo y se perfila como un importante nudo de comunicaciones gracias a su puerto y aeropuerto internacionales.

El tesoro más preciado de Almería es su bello litoral, encuadrado dentro del golfo de Almería y que se extiende a lo largo de más de doscientos kilómetros de costa, ofreciendo un espectacular paisaje de playas arenosas e impresionantes acantilados.

Almería goza de un clima privilegiado durante todo el año, con una temperatura media anual de 19,7 °C y un sol intenso que baña de luz los campos del interior y su litoral. Estos factores climatológicos y paisajísticos han contribuido a que Almería sea un destino turístico de referencia.

La ciudad ofrece también un interesante patrimonio histórico-artístico, donde destacan la Alcazaba musulmana del siglo X, la catedral-fortaleza de la Encarnación y el cargadero de mineral o Cable Inglés, declarado Bien de Interés Cultural de Andalucía.

Almeria

Un hueco de mercado real

Capitalidad administrativa y económica
La ciudad de Almería, con 193.351 habitantes, es la capital de la provincia y su centro neurálgico en los planos económico, administrativo y judicial, además de eje del triángulo turístico constituido por Almería capital-cabo de Gata-Níjar.
Densidad comercial inferior a la media de Andalucía
La densidad comercial de Almería es de 275 m2 por cada 1.000 habitantes, frente a la media actual de 598 m2 en España y 410 m2 en Andalucía. Esta baja densidad ofrece, por tanto, una oportunidad única para la implementación de un proyecto como Torrecárdenas.

Captura de pantalla 2014-09-12 a la(s) 11.33.38

Consumo superior a la media de Andalucía
El consumo total en la provincia de Almería es de 1.000 millones de euros y el gasto por habitante asciende a 1.044,96 euros. En líneas generales, el consumo medio en Almería es superior a la media de Andalucía. Este hecho no se relaciona con la densidad comercial existente, lo que nos lleva a una situación de escasez de oferta en la zona.
Una demanda no satisfecha
La oferta actual del comercio de calle en Almería es, mayoritariamente, reducida e incompleta y ha quedado obsoleta, ya que no dispone de unos ejes comerciales suficientemente consolidados, a lo que se une una oferta de locales de reducidas dimensiones que no cubre las necesidades de los grandes operadores actuales.